Saltar al contenido

After work en Barcelona, ¡menuda fiesta!

after work en Barcelona

Por fin se ha acabado el día en la oficina pero, en vez de ir corriendo a casa, quieres salir un rato con tus colegas y tomarte un respiro para recargar energías y enfrentar el resto de la semana con dignidad. ¿Quieres conocer los mejores after work en Barcelona? ¡Pues en Lista Discoteca te decimos cuáles son!

10 after work en Barcelona que no te puedes perder

  • El Nacional: es un lugar para comer o beber, pero también para disfrutar de la arquitectura y el diseño impecable con el que cuenta. En este espacio se combina perfectamente las vanguardias y la modernidad con su propuesta gastronómica, en la que además puedes elegir entre cuatro espacios distintos para comer (La brasería, La llotja, La tapería y La paradeta) y ucatro barras (cervezas, vinos, cócteles y ostras). Es uno de los after work en Barcelona al que hay ir al menos una vez.

Paseo de Gracia, 24.

  • Hyde club: si quieres un afterwork en plan “chic”, Hyde club ofrece mucha sofisticación en un ambiente relajado ideal para desconectar justo después de la oficina. Su propuesta es sencilla: tapas y copas, pero no por ello deja de ser interesante, especialmente porque se ha convertido en uno de los lugares imprescindibles del Eixample y puede ser un buen lugar para conocer gente muy interesante. Lo mejor es que mientras conversas y tapeas escucharás una selección del mejor house y soul, como para que entres en el mood fiestero y te olvides de todo por un rato.

Pasaje Domingo, 3.

  • Hotel Claris: en la terraza del Claris te espera uno de los after work en Barcelona con más encanto de la ciudad. Allí puedes tomar una copa con tus compañeros de trabajo mientras disfrutas de la vista y el clima mediterráneo si así lo permite. En caso contrario, hay una parte cubierta pensada especialmente para que puedas aprovechar este espacio hasta en los momentos más inclementes del año sin perder el glamour ni pasar frío.  Si quieres escuchar buena música, los jueves por la noche hay sesiones con un Dj.

Carrer de Pau Claris, 150.

  • Milano cocktail bar: ¿qué te parece si te relajas un poco después de la oficina tomando los cócteles más creativos de la ciudad y escuchando un poco de jazz? Milano es eso y más, un lugar codiciado por todos los amantes de los lugares con historia. Ya son más de diez años con visitantes fieles que esperan ansiosos la nueva carta de cócteles que se renueva cada temporada y que puede ofrecer desde delicias como sus Bloody Mary de autor con wasabi o su Zacapa old 23° con chocolate blanco. Y si eres más conservador, no te preocupes. Los clásicos siempre están en la carta.

Ronda de la Universitat, 35.

  • Cactus bar: si lo tuyo es despejar la mente con un gin tonic en la mano mientras conversas en una terraza, Cactus bar puede ser una buena idea. Es un lugar pequeño y sin pretensiones que ha hecho su buen nombre gracias a la calidad de sus bebidas (como debe ser). Además de los gin tonics, son clásicos sus mojitos, así que ahí tienes otra opción.

Passeig del Born, 30. Born-Ribera.

  • Dry Martini cocktail bar: si hablamos de clásicos para hacer el after work en Barcelona, entonces el Dry Martini es el rey. Con 40 años en funcionamiento, se ha convertido en una institución para los amantes de los bares de estilo inglés y de los cócteles bien hechos. Está considerado como uno de los 50 mejores bares del mundo y el tercer mejor bar de ginebras del planeta. En resumen, hay que ir.

Aribau, 162-166 Esqu. Corcega.

  • Gatamala: en el Gatamala puedes matar dos pájaros (o más) de un tiro: reunirte con tus colegas de la oficina a despotricar del jefe mientras tapeas gratis. Porque si algo tiene el Gatamala es que las delicias que ofrecen (sí, además de gratis son buenas) están incluidas en la consumición. No necesitas más para ser feliz.

Calle de Rabassa, 37.

  • Kaizen afterwork: kaizen es un término empleado en los sistemas de gestión de calidad y se traduce como “mejora continua”. En este local de ambiente relajado y bien pensado podrás recargarte de energía junto a tu equipo de trabajo para seguir dándolo todo en la oficina. Tienen cócteles de autor y puedes organizar un after work con grupos de 15, 18 o 20 personas y ellos te proponen un menú.

Carrer de Castella, 1.

  • Poncelet cheese bar: el secreto de su éxito está en el nombre. Aquí puedes acompañar un vino con una tabla de quesos artesanales provenientes de once países (el rasgo distintivo del local) mientras conversas en un ambiente de diseño escandinavo que te hará olvidar las reuniones improductivas de la semana. Si buscas un lugar para hacer el after work en Barcelona que vaya más allá del clásico tapeo, este es tu lugar.

Avinguda Sarrià, 50.

  • Rosso Porpora: este bar de estilo italiano situado en el barrio de Gracia es el mejor lugar al que ir si lo que buscas es disfrutar de un buen trago, pero también de algo de deliciosa comida. De lunes a sábado de 18:45h. a 21:00h. ofrece la posibilidad de hacer el aperitivi por una consumición mínima de 5€.

Carrer de Ros de Olano, 4.

Al terminar tu after work con la panza llena y unas increíbles ganas de fiesta es normal que quieras encontrar un lugar donde seguir en el mood y te aconsejamos que apuestes por Pacha, OPIUM o Bling Bling. ¿No te parece la mejor idea de acabar el día?