Saltar al contenido

El mejor brunch de Barcelona

mejor-brunch-barcelona

Es domingo, te levantas a una hora indeterminada (aún no tienes mucha conciencia de ti mismo) y quieres comer delicioso pero sin tener que asomarte a la cocina. Un brunch (término anglosajón que combina las palabras “breakfast” y “lunch”) es seguramente la respuesta que necesitas para decidirte a salir de la cama de una buena vez.

Barcelona tiene innumerables opciones para ir de brunch en distintos barrios como Gràcia o El Eixample. Muchos de ellos son restaurantes o cafés que ahora ofrecen este servicio, mientras que otros están pensados exclusivamente para satisfacer esta necesidad de comer un desayuno tardío.

Por eso, en Lista Discoteca compartimos algunas recomendaciones para que hagas la mejor elección.

Can Dendê: el brunch mejor valorado en Barcelona

Con tan solo dos años de apertura, este local se ha convertido en un referente de los brunch en Barcelona y en punto obligado para los visitantes sibaritas que buscan experiencias dignas de saborear (e instagramear). Can Dendê es la apuesta de dos emprendedoras (Belén y Leoni) que decidieron apostar por un espacio breve pero en el que cada elemento tiene un sentido, además de, por supuesto, una cocina con influencias estadounidenses y brasileras, una mezcla poco común que se ha convertido en el sello del lugar. Desde allí, proponen comida casera elaborada con ingredientes frescos y presentada con toda la intención de despertar los sentidos.

Su menú se hizo famoso, entre otros platos, por sus tomates verdes fritos, sus huevos benedictinos y muy especialmente por su sándwich de pulled pork, que lleva una cocción de 6 horas. También tienen una carta de postres y bebidas que armonizan perfectamente con las creaciones de la casa, como su Can Dendê Iced Tea o sus pancakes.

El plus de este lugar es que es pet friendly, así que puedes llevar a tu mascota sin problemas.

Carrer Ciudat de Granada, 44

pulled pork brunch barcelona

Otros brunch de gran calidad en la ciudad

Trópico: su nombre lo dice todo: fruta fresca, platos coloridos, sabores exóticos desde otro lado del charco. Allí puedes probar unas arepas venezolanas con perico (una mezcla de huevos revueltos con tomate y cebolla), un bowl con açaí, (un fruto brasileño al que se le adjudican numerosos beneficios para la salud) unos huevos rancheros con chipotle, frutas tropicales frescas en diversas presentaciones. Si no te sientes tan tropical, puedes irte por uno de los clásicos que nunca fallan, como las panckaes con sirope de arce.

Su oferta de bebidas también es muy variada y a tono con el lugar y destaca el lassi de mango con cardamomo y el agua de sandía con agua de coco.

Carrer Marqués de Barberá, 24

Brunch and cake: bajo la filosofía de la cocina de la abuela en la que todo se hace “a mano y a fuego lento”, en Bruch and cake aprovecharon la ola de los cupcakes para darse a conocer, pero su oferta se ha ampliado hasta llegar a ofrecer brunch en los que se puede disfrutar de un menú elaborado con productos saludables. Utilizan café 100% ecológico y chocolate Valrhona. Desde ensaladas hasta tortitas, su oferta se caracteriza por ofrecer una propuesta saludable, como su ensalada grande de quínoa con verduras braseadas, canónigos y perejil, humus y sésamo. Y si disfrutas de los espacios bien iluminados, entonces estarás en tu elemento.

Carrer Enric Grandos, 19

Picnic restaurant: con la influencia chilena y estadounidense de sus anfitriones, además de los aportes de un equipo de trabajo multicultural, Picnic se enorgullece por su búsqueda de recetas familiares a las que ha sabido darle un twist, así como por la elaboración de platos y cocteles creativos. Su propuesta para el brunch incluye salmón gravlax, rabanitos, creme fraiche y tostada de centeno; tostadas francesas, plátano, chantilly y crema de cacahuates o confit de pato con papas horneadas y huevos poché. Para el postre, un pastel de queso en salsa de arándanos puede ser un buen cierre.

Carrer del Comerc, 1

bruschetta brunch barcelona

Barcelona ofrece mucha variedad en materia gastronómica, así que no será difícil para ti encontrar una opción de brunch que se ajuste a tu gusto y presupuesto. Y si la búsqueda es entre amigos, mejor, porque así el buen rollo está garantizado. Solo considera reservar si el local lo permite, así te evitas esperas innecesarias que te echen a perder el momento (y las ganas de comer).