Saltar al contenido

Las mejores pruebas y consejos para despedidas de soltero

mejores-despedidas-de-soltero

Si fuiste elegido por el novio o la novia para ser el encargado de la despedida de soltero ¡lo siento! ¡Felicidades! Es un honor, porque significa que tienes una relación muy cercana con el novio y él o ella confía plenamente en tu capacidad para hacer que todos os los paséis bien.

Lo más difícil a la hora de planificar una despedida de soltero o de soltera es tener ideas para que sea especial. ¡Pero no te preocupes! Te echaremos una mano.

Ahora hay que poner manos a la obra para que sea una despedida original, picante y para el recuerdo.

Házselo pasar fatal al novio, pero con cariño

Organizar una despedida de soltero no es difícil, pero si no se tiene un mínimo de organización puede implicar una pérdida de tiempo y de dinero.

Ten en cuenta estos consejos para que la despedida salga bien sin excederte en el presupuesto, sin perder la amistad con el novio y sin pelearse con el resto de los invitados.

  1. Una despedida de soltero no es un after office, es un evento que requiere planificación. Si aún te preguntas por qué no se puede improvisar algo que parece tan sencillo, tu bolsillo te agradecerá la respuesta: porque te saldrá más barato. Si te organizas, puedes pedir presupuestos, avisar al resto de los invitados para asegurarte de que van a ir (y pedirles una contribución, además) pero sobre todo, para que puedas asegurarte que el novio estará presente. Olvídate de la fiesta sorpresa. Eso déjaselo a los principiantes.
  2. La despedida es para el novio, no para ti. Eso significa que si eres tú el organizador, debes asegurarte de contratar servicios y planificar actividades que vayan acorde a sus gustos, no a los tuyos. Tampoco importa qué tipo de relaciones tengas con los posibles invitados, deben estar presentes independientemente de cómo te lleves con ellos. Si no estás seguro de a quién quiere ver el novio, es mejor preguntar (recuerda lo que te dije de las fiestas sorpresa).
  3. Olvídate de las bromas pesadas: la idea de la despedida es que el novio tenga el mejor recuerdo de ese día. Las bromas y pruebas para ese día evidentemente sí serán una sorpresa, pero en buen tono. Evita cualquier cosa que incite la violencia o que altere el orden público, ya que podrías meter al novio y a los invitados en problemas.

Las pruebas más divertidas para el último día de soltería

  • Disfraces: los disfraces más populares para los novios son los de… ¡novia! Puede resultar muy gracioso ver al novio en semejante circunstancia (y ni hablar de las fotos vergonzosas que saldrán de allí). También pueden ponerse todos de acuerdo y disfrazarse de súper héroes, de bomberos bien dotados o de enfermeras. Si el novio es más tradicional pueden ir todos vestidos iguales y con algún accesorio que ponga el toque de humor. También puedes recurrir a unas cuantas camisetas molonas con algún mensaje que signifique algo para el novio o la novia, como un chiste interno. Si es una novia, pueden ir todas vestidas de esmoquin, o con algún accesorio alusivo a la boda, como velos o faldas de tul.
  • Concursos de bebida: una forma de pasar una noche divertida junto al novio, es poniéndole retos que sean premiados con chupitos. La idea es ponerle pruebas divididas por nivel de dificultad y que deban ser ejecutados en la calle. Por ejemplo, que vaya a Plaza Cataluña y logre reunir a 5 personas que quieran tomar una lección de aeróbics, que vaya a una tienda a probarse ropa de mujer y que puedan tomarle una foto, pedir permiso para subir al balcón de un desconocido, y desde allí dar un discurso en el que explique se va a casar pero que no tiene dinero, etc.
  • Gincanas absurdas: aquí la imaginación puede desbordarse, ya que la idea es que el novio la pase mal un poquito al principio, pero que después pueda reírse de su propia desgracia con sus amigos. Una prueba que se hizo muy popular es la del “falso puenting”. Se trata de vendarle los ojos al novio, y hacerle creer que tiene que lanzarse desde un puente, cuando en realidad va a lanzarse al suelo o a una piscina.
  • Pruebas picantes: contratar a dos strippers que se hagan pasar por policías y le hagan creer a la novia que van a ser multados por aparcar mal el coche, y que luego comiencen a hacer su show delante de todos los invitados.  Si es una despedida mixta, una prueba podría ser vendarle los ojos al novio y que este tenga que identificar los labios de su futura mujer entre una fila de invitados dándole un beso a cada uno. El chiste es que la novia no estará en la fila, sino sus amigos hombres.

pruebas bromas despedida de soltero

Organizar una despedida de soltero es todo un arte. Pero con estos consejos y un poquito de imaginación puedes hacer que el novio o la novia tengan un recuerdo vergonzosamente divertido.