Saltar al contenido

Los mejores restaurantes clandestinos de Barcelona

restaurante-clandestino-barcelona

Barcelona es una ciudad en la que todas las tendencias actuales están presentes en mayor o menor grado, y eso incluye la escena gastronómica. Aquí no solo hay restaurantes para todos los gustos y bolsillos, sino que también existen formas divertidas de acceder a comedores fuera de lo común. Un taller de arte o una peluquería pueden ser la fachada de una mesa clandestina bien servida. Eso sí, la exclusividad de estos lugares tiene su precio.

Si ya conoces algunos de los bares clandestinos de Barcelona, es el momento de dar el salto a los restaurantes. En Lista Discoteca te ofrecemos varias opciones para elegir.

Restaurantes secretos que no son lo que parecen

Sí, los restaurantes clandestinos molan y en Barcelona hay muchos ejemplos de ello, pero, ¿de dónde viene este concepto? Aunque parece sacado de una película, la realidad es mucho más cruda: todo apunta a los llamados “paladares” cubanos, casas de familia que se convierten en restaurantes fuera de la legalidad como una forma de supervivencia económica. El fenómeno se repitió en Argentina y en Londres a principios de la década pasada como respuesta a la falta de plazas para chefs principiantes y a los precios prohibitivos, respectivamente. A partir de allí, el concepto poco a poco se popularizó en Europa hasta llegar a España, y pasó a convertirse en una nueva opción gastronómica para quienes desean vivir una experiencia fuera de lo común.

restaurante clandestino

Algunos restaurantes clandestinos de la ciudad

Suculent

Es un restaurante dentro de un restaurante. Seguramente lo que hace que pase desapercibido es justamente que la fachada es un comedor de comida española tradicional, con raciones generosas y con un estilo muy alejado a la gastronomía contemporánea. La realidad es que detrás de la cocina de este restaurante clásico lo que se esconde es una mesa a la que solo se puede llegar después de activar un resorte. Allí, los afortunados tendrán la oportunidad de degustar un menú a la medida.

Rambla del Raval, 43

La contrasenya

Cuando la periodista Ángela Vinent convirtió su proyecto en realidad, probablemente ignoraba que fuese a convertirse en la referencia que es hoy en día. La contrasenya es en principio un taller/estudio de arte, pero más allá de eso, es también un espacio en el que tiene cabida el arte y ciencia de la gastronomía. Desde allí, ofrecen degustaciones, clases de cocina y eventos relacionados, todo en un espacio colorido y exquisito al que solo se puede acceder después de solicitarlo previamente en un correo y recibir las instrucciones para convertirse en miembro de tan exclusivo comedor.

Dopo

Si eres un fan declarado de la comida italiana bien hecha, y además eres amante de la discreción, vas a valorar este descubrimiento. Lo que parece un local más es en realidad un restaurante clandestino donde conseguirás una de las mejores burratas de la ciudad. Oscuro, cálido y misterioso, Dopo aprovecha al máximo su decoración roja y negra para hacerte sentir que estás participando en una negociación secreta. Tan secreta, que ni teléfono hay.

C/Loreto, 22

Chi Ton

Es un lugar ideal para ir con un recién llegado a la ciudad. Al principio, no entenderá mucho por qué lo llevaste a una tienda de souvenirs españoles (o tal vez sí), pero cuando baje al sótano y descubra lo que hay, te lo agradecerá eternamente. Chi Ton es uno de los restaurantes más exclusivos de comida japonesa en Barcelona, y lo que parece un local más de postales y tazas con el Drac del parc Güell es en realidad un recoveco inospechado de sabores. Eso sí, para que la sorpresa salga bien tienes que estar en lista.

Carrer de Provença, 300

Extra: The Secret Room

Su nombre no puede ser más elocuente. Para poder tener acceso hasta te dan una llave. Y no es para menos, si es que esta peluquería se convierte cada noche en un espacio que alberga gastronomía y arte para unos cuantos elegidos. Si bien no es propiamente un restaurante, su  decoración moderna, su amplia terraza y el delicado gusto de sus propietarios hacen de este lugar uno de los locales clandestinos más interesantes de la ciudad.

Carrer del Consell de Cent, 304 principal.

Los restaurantes clandestinos son una aproximación interesante al mundo gastronómico. Vale la pena entonces descubrir alguna vez lo que estos comedores ocultos tienen para ofrecer.